Buscar
  • Dr Daniel Oloarte

CIRUGÍA DE VESÍCULA

Esta es una cirugía que consiste en remover quirúrgicamente la vesícula biliar de su sitio, debido predominantemente a que presenta enfermedad por formación de litos o piedras en su interior, aun que no es la única razón. En otras ocasiones la causa son pólipos vesiculares, formados en el interior de la vesícula que de acuerdo a su tamaño confieren al paciente cierto riesgo de cáncer. Otra causa puede ser un mal funcionamiento de la misma conocido como disquinecia vesicular, la cuál le provoca dolor abdominal al paciente posterior a la ingesta de grasas aun cuando la vesícula no tiene litos en su interior. También la colecistitis escleroatrofica e incluso el cáncer de vesícula son indicaciones de retirar la vesícula. 



Desde hace más de 130 años se han realizado colecistectomias abiertas (remover la vesícula por medio de cirugía) para resolver enfermedades de este órgano. El retirar la vesícula solo ocasiona al paciente algunas adaptaciones en su sistema digestivo con lo que puede llevar una vida normal. La cirugía tradicional se realizar por medio de una herida por debajo de las costillas de lado derecho de unos 10 a 13 centímetros por donde se localiza y se retira la vesícula, en esta cirugía el sangrado esperado es de 100 a 300 ml, la recuperación en hospital habitualmente es de 2 días y de 30 días en casa antes de reincorporarse de forma progresiva a sus actividades normales. 


Sin embrago desde 1985 en Alemania y desde 1990 en México se ha incorporado una manera menos agresiva para realizar la misma cirugía, se trata de la Colecistectomia Laparoscopica. Durante estos años la técnica se ha mejorado, se han incorporado nuevas tecnologías que la hacen más segura y además se ha difundido ampliamente, de tal manera que actualmente es la cirugía de primera elección para remover la vesícula biliar. 

Consiste en hacer un orificio de 5 mm en la cicatriz umbilical, por medio del cual se introduce una cámara y bajo visión directa se introducen otras 2 pinzas para poder identificar la vesícula y todas sus estructuras, se colocan grapas de titanio en su arteria nutricia y su conducto cístico, se despega de su unión con el hígado utilizando un aparato especial que al momento de ir despegando va coagulando para evitar sangrados hasta desprenderla totalmente, después es extraída de la cavidad. Esta técnica permite que el sangrado sea mínimo o casi nulo, la estancia hospitalaria va de 12 a 24 horas y la recuperación de 14 a 21 días, después de la cual se pueden reintegrar a sus actividades normales. El dolor es mucho menor comparado con la cirugía abierta y los resultados estéticos también son impresionantes. 


Atiendete oportunamente para evitar complicaciones y resolver tu enfermedad de la mejor manera. Recuerda que un escenario de un paciente con complicaciones es completamente diferente. Te esperamos en el Hospital Puebla, consultorio 1130.

18 vistas

Llámanos: (222)225.2162

Hospital Puebla

Consultorio 1130

Privada de las Ramblas 4,

Desarrollo Atlixcáyotl.

Puebla, Pue.

Clínica Médica de Puebla

Prolongación Reforma Sur No.6101

Col. Reforma Sur

Puebla, Pue

  • Facebook Dr Oloarte
  • Instagram Dr Daniel Oloarte
  • YouTube - Dr Daniel Oloarte
  • Google Places - Dr Daniel Oloarte

© 2018 Dr. Daniel Oloarte Merinos Creado por Ohana Consultores